Muelle de carga con trampilla, solución para la carga y descarga de camiones con plataforma propia

Disponer de un muelle de carga con trampilla es indispensable en aquellos almacenes logísticos con gran tránsito de vehículos de carga y descarga. En grandes naves logísticas se recomienda instalar un muelle de carga con trampilla cada diez muelles convencionales. Esta solución se puede hacer con todo tipo de rampas niveladoras, indiferentemente del modelo.

¿Qué ocurre si no dispongo de un muelle de carga con trampilla?

A menudo, cuando la nave logística es antigua no se cuenta con un muelle de carga con trampilla, por lo que surgen contratiempos a la hora de realizar las labores de carga y descarga en camiones que llevan su propia plataforma de descarga. Cuando un muelle de carga no está preparado para este tipo de vehículos no es viable trabajar sobre ellos, pues los camiones tienen que apoyar su plataforma directamente en la trampilla de la rampa niveladora del muelle de carga y no es seguro.

Muelle de carga con trampilla, solución para la carga y descarga de camiones con plataforma propia

¿Qué soluciones hay ante este problema?

En obras nuevas, con tal de evitar dicha situación, se instala desde el primer momento un Smart-Dock con cajón autoportante encofrado para la trampilla. Sin embargo, cuando la nave es antigua y no se ha tenido en cuenta la carga y descarga por parte de diferentes vehículos de transporte, requiere su adaptación. Para ello hay dos soluciones:

  • Vaciar la rampa niveladora para que el camión pueda insertar la plantilla inferior y cargar y descargar la mercancía a través del labio de la rampa del muelle. Se trata de sacar la rampa del muelle de carga de su sitio, vaciar la parte de abajo, colocar en el hueco dos viguetas metálicas de IPN160 para sujetar la rampa en el aire y encofrar, utilizando la rampa niveladora ya existente. Con esta solución se necesita derrumbar toda la parte del muelle, quedando un espacio abierto debajo de este temporalmente durante las obras. Hasta que no se finalicen, el propietario de la nave deberá taparlo de alguna manera para evitar la entrada de personas, animales o polvo.
  • Si no se quiere hacer obra civil, otra solución es trasladar el muelle de carga fuera de la nave e instalar una mesa autoportante. De este modo, se gana espacio dentro del almacén y tiempo al no precisar de obra civil, ya que este producto se realiza a medida en función de las necesidades.

En Alapont Soluciones Logísticas, ofrecemos ambas soluciones, ayudándote a adaptar tus muelles de carga en naves logísticas antiguas. También en el caso de obra nueva con nuestro Smart-Dock personalizado. Sea cual sea tu necesidad, pídenos presupuesto sin compromiso y estudiaremos la solución que mejor se adapta a ti.

Deja un comentario