¿Otra vez parados? El coste de no realizar un mantenimiento de la zona de carga.

Te suena la expresión “¿Otra vez parados?” Entre el 70 y el 85% de las averías que se producen en la zona de carga y descarga son por no realizar correctamente las labores de mantenimiento. 

Un mal mantenimiento de la zona de carga, además de las paralizaciones por averías, pueden provocar accidentes laborales, retrasos en la operativa por mal funcionamiento e incrementos en el consumo energético y de los costes de producción. 

La zona de carga y descarga se compone de varios equipamientos industriales diseñados para facilitar la transición de la mercancía desde la nave dónde se encuentran almacenadas y los vehículos de transporte, y viceversa. Para realizar dicha operativa de una forma ágil y fluida es importante tomar el control de las paralizaciones imprevistas diseñando un plan de mantenimiento específico para esta zona  y adaptada a tu flujo de trabajo y a tu actividad.


Existen dos tipos de mantenimiento, preventivo o correctivo.

La diferencia entre ellos se encuentra en que el mantenimiento preventivo de los muelles de carga se realiza de forma periódica y programada, y  el mantenimiento correctivo es como consecuencia de averías que requieren sustitución de componentes de mayor coste y tiempo de respuesta.

Es interesante evitar las reparaciones, ya que suceden en el momento más inoportuno, elaborando con un plan de mantenimiento preventivo que contemple los tres puntos que mencionamos a continuación para evaluar de forma adecuada toda la zona de carga y descarga:

1. PROGRAMAR:


De forma periódica los mantenimientos preventivos se calendarizan los días y el horario  que más convenga a la empresa para paralizar, si es necesario. 

2. LIMPIAR E HIGIENIZAR:


El mantenimiento de la rampa de muelle de carga es un requisito fundamental para evitar la proliferación de bacterias y plagas. Es importante realizar una limpieza a fondo de este espacio y sus componentes, esto alargará la vida útil de los mismos y garantizará un lugar de trabajo más eficiente.

3. SUPERVISAR, AJUSTAR Y ENGRASAR:


La inspección minuciosa de los elementos de la zona del muelle de carga, como son los abrigos, las rampas niveladoras, las puertas seccionales o  enrollables, es una parte fundamental del mantenimiento preventivo. Dichos equipos requieren ser engrasados y ajustados según las instrucciones del fabricante para garantizar el óptimo funcionamiento de los equipos, minimizando así los tiempos de inactividad por avería. Si estos elementos no están bien ajustados pueden ocasionar atrasos en la operativa y riesgos de accidentes en dicha zona de trabajo, por ello recomendamos contactar con un profesional cualificado que le asesore y guíe en el proceso.

Si quieres recibir más información acerca del mantenimiento de la zona de muelles de carga y descarga en la Comunidad Valenciana, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre qué plan de mantenimiento es el más adecuado según tus necesidades.

Rate this post

Deja un comentario